Volkswagen a la vanguardia en seguridad vial

Volkswagen a la vanguardia en seguridad vial

Volkswagen a la vanguardia en seguridad vial

La aplicación de tecnologías pensadas para Sistemas de Transporte Inteligentes y sus nuevas funcionalidades llevan a Volkswagen a la vanguardia en seguridad vial.

Como se ya había anunciado a principios de este año, Volkswagen se propone instalar un sistema inalámbrico para la comunicación Car2X (o V2X) en todos los vehículos fabricados en Europa a partir de 2019.

Con la red inalámbrica WLANp (ITS-G5) los vehículos podrán vincularse entre sí y, dando un paso hacia el futuro, ya se ha puesto a prueba también con la infraestructura vial.

Seguridad vial, eficiencia del tráfico e impacto ambiental

La tecnología ITS-G5 está hecha a medida para aplicaciones de seguridad vial, siendo el único estándar que ofrece las bajas latencias que son esenciales para vehículos.

Se ejecuta en la banda de frecuencia 5.0 GHz prevista para la seguridad vial, sin causar interferencias entre sí, y que se basa en la evolución del estándar inalámbrico que es capaz de ofrecer comunicaciones seguras y directas entre vehículo y vehículo y/o de vehículo a infraestructura.

Se trata de una tecnología inalámbrica que complementa los sensores del vehículo y se encuentra estandarizada en Europa.

Para el caso de las infraestructuras, los fabricantes instan a las autoridades públicas, así como a otros fabricantes y operadores de carreteras, a trabajar juntos en lo que se conoce como Car to X o V2X, donde X pueden ser otros vehículos o dispositivos inteligentes en instalaciones específicas.

Este tipo de comunicación permite ofrecer al conductor una comprensión más clara del entrono, mejorando la seguridad vial, la gestión del tráfico y el rendimiento del vehículo.

Instalación de prueba en entorno de tráfico real

En proyecto conjunto, la ciudad de Wolfsburg, Siemens y Volkswagen han instalado una sección de pruebas para esta tecnología en la calle principal de la ciudad.

Con diez sistemas de semáforos que transmitirán las fases de los semáforos próximos a través de WLANp (ITS-G5), los vehículos podrán procesar la información para informar al conductor sobre los semáforos sucesivos, mejorando así el flujo de tráfico.

Además de evitar que el conductor tenga que frenar y acelerar de manera innecesaria, los semáforos se equiparán con sensores de radar para detectar peatones o ciclistas, aumentando las oportunidades para evitar accidentes en esquinas y cruces de calle.

La puesta a prueba de estas tecnologías permitirá continuar avanzando en el acercamiento al enfoque de Sistemas Cooperativos de Transporte Inteligentes (C-ITS), para intervenir en situaciones donde el conductor o el vehículo no pueden reconocer otros usuarios o situaciones a través de sensores o sentidos.

Más que elegancia y experiencia de conducción

Las precisiones que las tecnologías integradas y sistemas de control inteligente pueden ofrecer al conductor, a su vez ofrecen una mayor protección a todos los usuarios de la red viaria.

En su compromiso por promover una conducción sin accidentes, Volkswagen anunció en febrero de 2018 que a partir de 2019 todos sus vehículos incluirán WLANp como equipo estándar sin coste adicional.

Esta tecnología y los avances en las pruebas lo que ayudará a los automóviles a ‘verse entre sí’, incluso en curvas, cruces y autopistas, lo que además contribuye a ampliar la información sobre riesgos de tráfico.

Etiquetas: